Anticoagulantes y antiplaquetarios

Si tiene algún tipo de enfermedad del corazón o de los vasos sanguíneos o si tiene mala irrigación cerebral, su doctor puede recomendarle que tome anticoagulantes. Los anticoagulantes reducen el riesgo de ataques al corazón y de ataques cerebrales al disminuir la formación de coágulos sanguíneos en sus arterias y venas. También puede tomar un anticoagulante si tiene:

•    un ritmo cardíaco anormal llamado fibrilación auricular.
•    cirugía de válvulas cardíacas.
•    defectos cardíacos congénitos.

Hay dos tipos principales de anticoagulantes. Los anticoagulantes, como heparina o warfarina que generan reacciones químicas en su cuerpo para que lleve más tiempo la formación de coágulos sanguíneos. Las antiplaquetarios, como la aspirina, impiden que las células sanguíneas llamadas plaquetas se amontonen y formen coágulos.

Cuando tome un anticoagulante, siga cuidadosamente las instrucciones. Asegúrese de que su médico  o farmacéutico sepa qué medicinas y suplementos está tomando. Y cuando consulte con su médico o farmacéutico siempre diga que medicamentos esta tomado.

Las siguientes son algunas categorías de medicamentos que pueden aumentar o reducir el efecto de los diluyentes de la sangre. Como hay tantos tipos de medicamentos dentro de cada categoría, no se indica el nombre de cada uno en la lista. Infórmele al médico de todos los medicamentos que esté tomando, incluso si no aparecen en la lista a continuación.

•    Aspirina.
•    Paracetamol o acetaminofén
•    Ibuprofeno.
•    Ketoprofeno.
•    Naproxeno.
•    Medicamentos para tratar un ritmo cardíaco anormal (antiarrítmicos).
•    Antiácidos.
•    Corticosteroides u otros medicamentos similares a la cortisona.
•    Antidepresivos.
•    Antihistamínicos.
•    Suplementos de calcio y vitamina K.
•    Medicamentos para dormir.
•    Ciertos antibióticos.
•    Ciertos medicamentos utilizados para tratar las convulsiones.
•    Medicamentos utilizados para tratar una glándula tiroides hiperactiva.
•    Ciertos medicamentos contra los hongos (antifúngicos).

Mientras esté tomando diluyentes de la sangre, debe también evitar el cigarrillo y el alcohol. Además, vigile su dieta. Las dosis grandes de vitamina K (presente en el pescado, el hígado, la espinaca, el brócoli, la col, la coliflor, las coles de Bruselas y otras verduras de hoja) pueden reducir el efecto del medicamento. No los deje de comer, reduzca su consumo.

Hable con el médico sobre sus antecedentes médicos, es decir los medicamentos que toma y su condición física  antes de comenzar a tomar un diluyente de la sangre. Deben considerarse los riesgos de tomar el medicamento frente a los beneficios.

Siempre informe al médico o farmacéutico inmediatamente si tiene alguno de estos efectos secundarios. No deje de tomar el medicamento a menos que el médico se lo indique. Si deja de tomar el medicamento sin antes consultar al médico, su estado de salud podría empeorar.

Fuente Instituto del corazón de Texas.

Usted puede dejarnos sus comentarios,

Dejenos sus Comentarios

  • RADIO PAMPA CON TODO EL SABOR GUANACASTECO

    • Video Destacado